En el mundo hay más personas con teléfono móvil que con un baño

Después de la representación mágica de ayer con un Teatro Quevedo hasta arriba, después de los nervios, las risas, los alagos, las críticas, las emociones, los abrazos, después de haberse cumplido unos cuantos sueños, nos agarramos con fuerza a la realidad del por qué estamos haciendo todo esto.

Para ello os invitamos a leer el artículo de Gemma Roquet llamado Baños para el desarrollo  publicado en la web http://elordenmundial.com del que hemos extraído tres párrafos:

 

En el mundo hay 748 millones de personas sin acceso a agua potable. Una de las causas es la ausencia de infraestructuras de saneamiento adecuadas, entre las cuales destaca la falta de un baño en cada hogar. La situación es más grave de lo que parece: en el mundo hay más personas con teléfono móvil que con un baño. ¿Qué consecuencias tiene semejante carencia?

(…)

Teniendo en cuenta que cada persona emite cien gramos de excrementos y litro y medio de orina al día, se debería priorizar la manera como se depositan estos desechos, que contienen virus, bacterias y parásitos, para evitar la propagación de enfermedades. A menudo se piensa en grandes estrategias para combatir la pobreza, pero dar acceso a un baño adecuado a los dos tercios de la población que no lo tienen sería una inversión con efectos positivos inimaginables. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando todo el mundo tenga acceso a un saneamiento adecuado, la calidad del agua será más óptima y el número de personas muertas debido a su contaminación se reducirá.

Ante este objetivo, la urbanización de la población plantea un gran reto, ya que la acumulación de excrementos es uno de los principales problemas urbanos. ¿Somos conscientes de ello? Todas las personas que abandonan las áreas rurales de los países en vías de desarrollo y emigran a las grandes ciudades acaban viviendo, por lo general, en las zonas hiperdegradadas de metrópolis como Karachi, Lagos o Daca, donde la acumulación de personas y desechos es muy elevada, mientras que el acceso al saneamiento es un auténtico privilegio.

 

Leer el artículo completo 

 

Por nuestra parte te invitamos a sumarte a la idea de cambiar Teatro por Agua de la mano de la ONG Ongawa. Si te animas aquí puedes adquirir tus entradas para las próximas actuaciones:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *